Highlights Bodaeventus te recomienda las siguientes empresas o servicios

Ceremonia Religiosa

Publicado el 07 de Abril del 2012 | 1909 lecturas | 0 comentarios | Categoria: Consejos
Debe estár logueado para realizar esta operación. Acceda desde aquí.

Los invitados deben esperar a la novia en el interior del templo. 

El coche adornado (con arreglos florales), pasa a recoger a la novia, a quien acompaña el padrino El novio, llega por separado, acompañado por la madrina. Los primeros en llegar a la iglesia deben ser el novio y la madrina. Éstos deberán esperar a la novia en el altar de la iglesia (y no esperar fuera como hacen la mayoría de la gente en la actualidad). Lo mismo para los invitados, que todos deben esperar a la novia en el interior del templo.

Desarrollo.

La novia llega a la iglesia, acompañada por el padrino, y entra en la iglesia mientras suena la marcha nupcial. Si hay damas, pajes o niños de arras, estos entran detrás de la novia, vigilando no pisar la cola del vestido (cosa bastante frecuente). El padrino (el novio) ofrecen su brazo izquierdo, excepto militares con sable (que se lleva a la izquierda) que ofrecen su brazo derecho.

Colocación.

Una vez que la novia ha llegado al altar la colocación en el mismo de izquierda a derecha es como sigue: la madrina, la novia, el novio y el padrino (siempre mirando hacia el altar). Los testigos de cada uno se sitúan a lado correspondiente (si van por la novia a la izquierda y si van por el novio a la derecha). Los familiares también se deberían colocar en su lado correspondiente (aunque es una práctica poco llevada a cabo). Se suele dejar este tipo de colocaciones para bodas muy formales.

Ceremonia.

En bodas muy formales, los padrinos pueden estar situados a un lado del altar, en vez de al lado de los novios. A lo largo de la ceremonia el sacerdote reclama los anillos que se colocan en el dedo anular derecho (excepto en algunas zonas como Cataluña que se lo colocan en el izquierdo). Tanto los anillos como las arras se entregan en este orden: esposo a esposa y esposa a esposo. Las alianzas las suele tener el padrino y la arras la madrina, excepto si hay niños de arras, que son lo encargados de llevarlas.

Otra de las características de la boda religiosa, es que los novios además de comulgar beben del cáliz. Una vez "casados" el novio levanta el velo de la novia, y la da un beso (la expresión "puedes besar a la novia"). Se finaliza el acto con la firma de los contrayentes, padrinos y testigos (generalmente en el altar o en la sacristía). El sacerdote debe entregar a los contrayentes la certificación eclesiástica para su inscripción en el Registro Civil y que surta los efectos legales correspondientes.

Cortejo de salida.

La salida de la iglesia es: los novios del brazo, detrás los padrinos y los niños de arras y las damas de honor. Si los padres no son los padrinos, pueden salir el padre de la novia del brazo de la madre del novio, y el padre del novio del brazo de la madre de la novia. Al salir, se produce la inevitable lluvia de arroz (aunque en algunos casos se lanzan pétalos de flores y se aplican otras costumbres). Si durante la boda hay un servicio de fotógrafo y vídeo contratados, deberán ser lo más discretos posibles y no hacer ruido o molestar. Los nuevos esposos marchan juntos en el automóvil.

Flores.

Los arreglos florales deberán ir acordes al sitio donde celebremos la ceremonia. Los grandes arreglos florales, están reservados para Catedrales y grandes iglesias. Para ermitas, capillas y pequeñas iglesias, debería optarse por sencillo adornos florales. Dependiendo de la formalidad de la boda (y del presupuesto), se puede "arreglar" floralmente toda la iglesia, o solamente el altar y los primeros bancos. Se utilizan por regla general flores blancas, o de colores pastel muy pálidos (cremas, amarillos, etc.). Para el arreglo floral del automóvil, también se debe utilizar el mismo color de flores.

Los arreglos florales, pueden ir acompañados de motivos y detalles no florales. Lo mejor es dejarlo en manos de profesionales que estudiarán el templo y en función de la luz y distribución del mismo, optarán por diseñar el arreglo más acorde con el sitio. Las flores, que por regla general, más se utilizan para estas composiciones florales son los crisantemos, las margaritas y las azucenas. Pero no se descarta cualquier otro tipo de combinación con otra clase flores, siempre en tonos blancos o muy claros y luminosos.

Música.

La marcha nupcial, solamente suena cuando entra la novia en la iglesia y cuando salen los novios del templo. La más escogida por todas las parejas es la "Marcha Nupcial de Mendelssohn". Los orígenes de tal costumbre (poner una marcha nupcial al entrar en la iglesia) parece que viene de la boda celebrada en 1858, de la Princesa Victoria de Inglaterra (hija de la Reina de Inglaterra y Emperatriz de la India), con el Príncipe Federico Guillermo de Prusia. La Princesa, que se casó en la Capilla Real de Saint James' Palace, eligió la obra de Mendelssohn para acompañar su entrada a la iglesia. Esta costumbre se fue imponiendo desde la corte hasta las instancias más nobles del pueblo llano, y esta costumbre perdura hasta nuestros días. Cuenta, la historia, que para salida de la Iglesia eligió la "Opera Lohegrin" de Wagner .

Pero, aunque la marcha nupcial es la reina "musical" de la ceremonia, a lo largo de toda la boda, se suelen escuchar otros temas clásicos (bien "enlatados" o bien interpretados en directo). Si el presupuesto lo permite, puede contratar los servicios de un cantante profesional o de un coro.

Temas musicales.

Los temas que más se escuchan en una boda suelen ser: el "Aleluya" del Mesías de Haendel o su "Canticorum", "Lascia ch'io Pianga" o "Heil, heil, heil". También el tema "Die Himmel Erzählen" de Haydn, de su obra la Creación. Durante la ceremonia el repertorio a escoger por los novios es muy extenso, siempre de autores clásicos y consagrados, aunque puede optarse por composiciones más modernas, o piezas populares y tradicionales de nuestra región, autonomía o país.
Boda religiosa. Los requisitos religiosos para su celebración. Matrimonio religioso.

La boda religiosa se celebra mediante una ceremonia oficiada por un sacerdote, de forma generalizada, en iglesias, catedrales, ermitas, etc.



Para contraer matrimonio por la Iglesia se necesitan los siguientes documentos:

1. Partida de bautismo o fé de bautismo. Se debe solicitar en la parroquia donde uno fue bautizado. Si por cualquier motivo, no reside en la ciudad donde se le bautizó, deberá legalizar dicho documento en el Obispado de la ciudad de origen.

2. Certificado de estado civil. En el que figura su actual estado civil.

3. Certificado de empadronamiento. Que puede sacar en el ayuntamiento de su ciudad.

4. D.N.I. Una copia de su documento nacional de identidad, de cada uno de los novios acompañado del original, para compulsarlo.

5. Justificante del cursillo prematrimonial. La iglesia establece una serie de cursillos o charlas prematrimoniales que "obliga" a cumplir para poder contraer el matrimonio por la iglesia.

Para las personas viudas o menores, se necesitan los requisitos que se solicitaban para el matrimonio civil. En el caso de los separados, aquí solo se admite la nulidad para poder volver a casarse por la Iglesia (no vale el divorcio). Un mes, aproximadamente, antes de la boda se pasa por la parroquia a por el Expediente Matrimonial. Este expediente se entrega en el Obispado para obtener el Certificado de Matrimonio Canónigo contraído, que se entrega en la parroquia donde se celebrará la boda.

El certificado de matrimonio Canónigo contraído, nos lo deben firmar en la parroquia para presentarlo en el registro civil y obtener el Libro de Familia. Si los novios son familia directa, deberán contar con una dispensa (también se necesita dispensa si uno de los contrayentes es de otra religión). Se publican las amonestaciones en la parroquia de ambos cónyuges, para ver si hay algún impedimento al enlace. Y en caso negativo ya se puede celebrar la boda religiosa.
Del gran repertorio disponible podemos destacar algunas composiciones como: el "Ave María" de Schubert, el "Gloria" de Vivaldi. Luego de autores como Mozart, podemos elegir multitud de composiciones como: "Aleluya", "Laudate Dominum". Y de otros autores, podemos elegir: "How Beatifull" (de la obra el "Mesías"), el "He shall feed his folck", de Haendel, el "Panis Angelicus" de Franck, el "Et in Unum" de Bach ó el "Amén" de Pergolesi. Las posibilidades son muchas y variadas.

Elección personal.

Seleccionar la música que se oirá durante toda la ceremonia es una elección personal de los novios. Si optamos por la música clásica tenemos un amplio repertorio donde escoger. Si optamos por música más regional o típica de la zona, procure respetar la tradición. Y en la medida de lo posible, utilice instrumentos originales (dulzaina, tamboril ...).

Protocolo de la ceremonia religiosa
Toma en cuenta estos consejos para una boda de ensueño…

En las bodas religiosas existe un protocolo que te será de gran ayuda conocerlo.

El primero que debe llegar a la iglesia es, sin duda, el novio, y se acostumbra que la novia lo haga después; sin embargo, el tiempo entre cada llegada no debe exceder de los 15 minutos por respeto al novio y los invitados.

Cuando el novio llega puede esperar a las puertas de la iglesia o en el interior. Lo mismo aplica para el sacerdote que vaya a dirigir la ceremonia.

Si el novio opta por esperar a la novia dentro:

1. Pajes y damas de honor

2. Testigos y familiares inmediatos de dos en dos y si es posible, en pareja

3. Novio y su madre o madrina tomada del brazo derecho

4. Novia del brazo derecho de su papá, hermano o padrino

Si el novio decide esperar afuera, el orden de entrada debe ser:

1. Novio y su madre

2. Pajes y damas de honor

3. Testigos y familiares inmediatos de dos en dos y en pareja

4. Padres del novio y madre de la novia

5. Novia con su padre, hermano o padrino

Una vez concluida la ceremonia nupcial, los primeros en salir de la iglesia serán los novios, ya convertidos en marido y mujer.

Pajes, padrinos y sus padres los seguirán en el mismo orden en que entraron.


Distribución durante la ceremonia.

Los novios suelen sentarse frente al altar. El orden correcto es, viendo de frente el altar, la novia de lado izquierdo y el novio del derecho.

Familiares y testigos de la novia deben sentarse del mismo lado que ella y lo mismo sucede de lado del novio.

En cuanto a familiares cercanos, lo correcto es que las primeras bancas de la Iglesia sean respetados para que ellos las ocupen. Después se sentarán, tíos, primos y amigos.

Al salir, la novia debe hacerlo de lado de la familia del novio, es decir, viendo hacia la salida de lado izquierdo. Esto quiere decir que ambos ya pasan a formar parte de las familias como un nuevo miembro.



Testigos.

Oficialmente, son obligatorios dos. En el caso de que deseen invitar a más a cumplir con esta función, es importante que se lo comuniques al sacerdote porque es él quien puede poner restricciones.

Importante: si tu novio irá de jacquet, es importante que testigos y padrinos deben llevarlo también.

Padrinos.

Lo usual es que los padrinos sean la madre del novio y el padre de la novia, pero este papel también pueden desempeñarlo algún pariente o amigo íntimo. Al igual que los testigos, el padrino debe llevar el mismo estilo de traje que el novio y la madrina un buen vestido de fiesta, evitando el color blanco o el tono que utilizará la novia

Bodaeventus Shop
Tendencias, consejos e ideas para tu boda
Consulta las empresas que ofrecen Bonobodas
Anuncia tu empresa en bodaeventus.com